viernes, 25 de octubre de 2013

Descubren un nuevo sistema solar con 7 planetas

Dos de estos mundos tienen el mismo tamaño que la Tierra y otros tres son algo más grandes. Se encuentran a 2.500 años luz

Recreación de un exoplaneta descubierto por Kepler en otra investigación

Astrónomos de la Universidad de Oxford han anunciado el descubrimiento de un sistema solar formado por siete planetas, uno de los más numerosos detectado hasta la fecha. Estos mundos giran alrededor de la estrella lejana KIC 11442793, a unos 2.500 años luz de la Tierra. De ellos, los planetas b, c, e y f han sido vistos por primera vez, mientras que d, g y h ya habían aparecido en los instrumentos de los científicos con anterioridad, aunque los investigadores dicen que han revisado sus parámetros orbitales y han confirmado que, efectivamente, son planetas y no otra cosa. Dos son gigantes gaseosos (h y g), tres son supertierras (d, e y f) y dos tienen un tamaño similar al nuestro (b y c).

La investigación aparece publicada en el archivo on line de prepublicaciones científicas Arxiv.org, y está a la espera de ser aceptada en la revista The Astronomical Journal, donde será revisada por pares. Con siete planetas en órbita, podría pensarse que el sistema es muy parecido al nuestro, con los planetas pequeños en las órbitas interiores y los gigantes gaseosos, en el exterior, pero es mucho más compacto. Sus miembros giran mucho más cerca de su estrella y, además, sufren importantes interacciones entre ellos que modifican sus órbitas.

Los mundos h y g, por ejemplo, muestran fuertes interacciones dinámicas. La trayectoria de g es perturbada de tal manera que su período orbital cambia 25,7 horas entre dos tránsitos consecutivos, la perturbación más larga nunca encontrada. El resto de los planetas también se «tiran» entre sí.

La búsqueda de los planetas, captados por el telescopio Kepler con el sistema de tránsito -su paso por delante de su estrella hace que disminuya su brillo- ha tenido la colaboración de voluntarios del sitio web Planet Hunters, que permite a cualquier interesado indagar en la información pública de la sonda de la NASA que busca exoplanetas. Gracias al trabajo de estos aficionados, se pudo identificar uno de los mundos.

Fuente: ABC